domingo, 28 de septiembre de 2014

#150Palabras (Canto, Promesa y Vista): Fecha Límite


Había hecho una promesa. Una de esas que no se sabe si se podrán cumplir, ¿acaso uno lo sabe a ciencia cierta cuando las hace? Pero él la hizo. Y la hizo porque había una causa de fuerza mayor: el amor. Nunca antes se había enamorado de esa forma. Nunca. Por eso le prometió que conseguiría la cura para solucionar el problema de ella.

Ella le puso una fecha límite. No lo hizo por presionarle, lo hizo porque sabía que de no encontrar una cura, esa fecha sería la de su partida. Debía volver con su familia. Con los suyos.

Él no pudo cumplir con su promesa. Ella se despidió con un beso y un adiós, que quería sonar como un hasta pronto. Ambos comenzaron a llorar. Ella se zambulló en el mar y comenzó  mover su cola, sin mirar atrás. Él siguió llorando, sin perderla de vista, sin dejar de escuchar su canto. Nunca podría dejar de escuchar su canto.

16 comentarios:

  1. Hola, Ramón. Te ha quedado un cuento perfecto. Resumir en 150 palabras una historia no es nada fácil. Y encima siguiendo unas determinadas reglas. Y tú no sólo lo has hecho, sino que lo has bordado. Enhorabuena. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, Pedro. Muchas gracias por tus palabras. A mi me divierten estos retos, me ayudan a ponerme al tajo y escribir, sobre todo cuando parece que las musas andan de juerga... jeje
      Saludos!

      Eliminar
  2. Ohhhh que pena :( al final no pude cumplir su promesa...
    Precioso relato, enhorabuena!
    Feliz domingo!

    Historias de pitufines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, no pudo ser esta vez... :-/
      Veremos otro día, si las palabras ayudan :-)
      Saludos Lydia!

      Eliminar
  3. Tu relato de esta semana de 150 palabras, me recuerda al mío de "Te robo una frase", el último. También es un adiós, también es una ruptura, una partida. Tampoco le olvidaría nunca. Jamás. Imposible.
    Gracias, aunque esta vez me removió un poquito. Gracias por compartirlo, como siempre. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahora que lo dices, tienes razón. Esta vez quería escribir algo distinto, sin tanta muerte y tal, jejeje
      Gracias a ti, como siempre, por tu asiduidad al blog y a los comentarios.
      Besicos!

      Eliminar
  4. Ohhhhh, qué bonito!!! Pero si a pesar de las despedidas, tienes algo de romántico!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claaaaarooo, no va a ser todo matar!!! jejeje
      Besos!

      Eliminar
  5. genial!!!!! y jamás hubiera pensado que tenía una sirena a su lado... perfecto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haberte podido sorprender con ese final :-)
      Gracias por la visita y el comentario.
      Saludos!

      Eliminar
  6. En pocas palabras logras transmitir un relato muy bueno, felicidades.

    ResponderEliminar
  7. Qué historia tan dulce nos has regalado. Un abrazo, compañero,

    ResponderEliminar
  8. Cualquier tipo particular de historias? Tengo tener poemas también. Gracias por compartir Ramón

    ResponderEliminar
  9. Con cada nuevo reto te superas colega, felicidades.

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Gracias!! Eres un crack. Lo comparto. A ver si en otra ocasión puedo participar también. Un abrazo.

    ResponderEliminar