domingo, 21 de septiembre de 2014

#150Palabras (Cordón, Húmedo y Suerte): Un Tipo Con Suerte


El viento empujaba con fuerza los cristales de aquellas ventanas añejas. Él sabía que aguantarían. Confiaba en su suerte, después de todo siempre le había acompañado. ¿A qué se debía si no que hubiera encontrado aquella cabaña en medio del bosque? A su buena fortuna, sin duda. Él lo tenía claro.

¿Cómo podía no haberse constipado a pesar de haber pasado varias horas húmedo, por la lluvia, y sin abrigo, perdido en aquel bosque? Porque así lo quiso su buena suerte. Era el cordón al que siempre se podía agarrar, por alto que fuera el precipicio. Ese era el motivo por el cual no tenía miedo a nada. Sabía que su amiga siempre estaría allí.

Quizá por eso siguió confiando en ella en aquel momento. Por mucho que la razón le dijera que huyera, que aquella… cosa... era real, por mucho que contradijera toda lógica. Quizá por eso su cara era más de sorpresa que de miedo cuando encontraron su cadáver.



18 comentarios:

  1. Menudo relato más siniestro... La verdad es que temía casi desde el principio ese final pero... no sé, como tenía suerte, podía haberse salvado.
    Veo que eso no va contigo jejeje
    Me ha gustado mucho ramón. Un besín :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va y no va... Según los días, jejeje
      Me alegro que te haya gustado, Gema, aunque el prota no hay tenido toda la suerte que el título prometía ;-P
      Un beso y gracias por la visita!!

      Eliminar
  2. En verdad es lúgubre el relato, y también esperaba ese final, me ha gustado Ramón, felicidades.
    Saludos Ramón.

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado, Carmen, aunque el final lo vieras venir.
      Muchas gracias por tu visita y por tener la amabilidad de compartirlo.
      Saludos!

      Eliminar
  4. jolín, ya empiezas, :), no mates a todos tus protas, muy intrigante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No los mato a todos! jejejeje Aunque vere si puedo salvar a alguno :-)
      Un saludo!

      Eliminar
  5. Genial! El final un poco triste pero me ha tenido enganchada.
    Feliz domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me congratula haberte tenido enganchada :-)
      Un saludo y gracias por la visita!

      Eliminar
  6. Genial e imprevisible! jajaja me ha encantado. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado y que te haya parecido imprevisible... :-)
      Saludos!

      Eliminar
  7. La imprevisible fortuna. Me ha gustado, Ramón y me has sorprendido con este breve micro. Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial! Un placer haberte sorprendido después de tanto tiempo... jeje
      Saludos!

      Eliminar
  8. ¿Estará considerando a su amiga "la fortuna" de igual modo ahora que está en el más allá? porque ¿quién sabe, a lo mejor fue una suerte que se muriera no? No, no tengo ninguna gana de ir hasta el más allá a preguntárselo. Ja,ja,ja,ja,ja. Excelente amigo, me ha encantado. Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco seré yo el que vay a averiguarlo... jajajaja
      Aunque quizá se esté replanteando la amistad... jeje, yo lo haría, sin duda
      Saludos!

      Eliminar
  9. Me gustó. Aunque a mí no me gusta estar perdida en medio del bosque, agobiada por la humedad, la lluvia, el frío, la soledad,... ni tampoco me apetezca mucho estar muerta, con o sin cara de sorpresa. Pero me gustó.
    Besitos, Ramón.

    ResponderEliminar
  10. Un final de sorpresa no solo para el protagonista sino tambien para el lector, Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Jolines, estoy haciendo la lectura de varios posts, y me ha impresionado este 150palabras, me ha gustado un montón!

    ResponderEliminar